Tag Archives: intercambio solidario

Banco Central de Venezuela realiza encuentro sobre los sistemas alternativos de intercambio solidario, trueque y monedas comunales

El Banco Central de Venezuela sirvió de facilitador de un encuentro sobre los sistemas alternativos de intercambio solidario, trueque y monedas comunales, para conocer las experiencias que se han venido desarrollando en el país al respecto.

Luego del seguimiento y la investigación que a nivel teórico y conceptual ha venido realizando el BCV sobre el uso de la moneda comunal en distintos países y en el caso particular de Venezuela, el emisor participó en una reunión con representantes del Ministerio del Poder Popular para la Economía Comunal, el Instituto Nacional para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria y representantes de los sistemas alternativos de intercambio solidario existentes en el país.

La mesa redonda se llevó cabo en el Centro Cultural Salvador de la Plaza y fue presidida por José Félix Rivas, Director del BCV, quien destacó que el instituto emisor tiene un rol en la promoción y fortalecimiento de este tipo de iniciativas que han surgido ante la nueva institucionalidad vigente en el país desde hace diez años y que forman parte de una nueva estrategia de desarrollo, y en el caso específico de la llamada economía solidaria, donde lo social y humano se imponen a lo mercantil. Además de las atribuciones que le confiere el marco legal en lo que respecta a la regulación de la moneda comunal dentro del ámbito de su competencia, el BCV puede contribuir a la investigación y defensa de estas experiencias, incluyendo la ampliación, sistematización y mejoramiento las estadísticas disponibles sobre el sector.

“El caso de la moneda comunal es una forma inédita como mecanismo de intercambio, en un modelo que está basado en principios de solidaridad y cooperación, donde predominan las necesidades de la gente por encima de las del mercado. No se impone la lógica del valor de cambio sino la del valor de uso”, dijo Rivas Alvarado. En este sentido, recordó que la experiencia se ha venido cumpliendo a nivel nacional desde hace varios años, donde el emisor apoyó en la conceptualización de la Ley sobre esta materia, que permite la complementación entre monedas locales y la moneda nacional y demuestra que es posible que puedan coexistir en una relación de sinergia, que permita apoyar un modelo de desarrollo donde los valores humanitarios se impongan sobre los comerciales.

Por su parte, Francis Rodríguez, coordinadora general de la Oficina de Organizaciones Socio productivas Comunitarias del Ministerio del Poder Popular para la Economía Comunal, explicó que esta idea se materializa en base al artículo 30 de la Ley para el Fomento y Desarrollo de la Economía Popular. “Nos corresponde hacer el seguimiento y control de las nuevas formas de organización socio productivas que establece la Ley y entre ellas los grupos de intercambio o de trueque. Hemos ayudado a facilitar, fortalecer y fomentar este tipo de organizaciones a través de talleres y dinámicas de grupo, para que trabajen en colectivo y mejoren y diversifiquen sus espacios de intercambio”.

Rodríguez hizo un llamado a las comunidades del país a organizarse en este tipo de iniciativas que surgen como una alternativa para cubrir las necesidades humanas de bienes, productos y saberes, vistas de una manera diferente para su satisfacción. Los interesados deben acudir a Inapymi que es el organismo de ejecución con que cuenta el Ministerio.

Verónica Cayvet, gerente general de financiamiento y preinversión de Instituto Nacional para el Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria, participante en la Mesa Redonda, recordó que esta experiencia existe en otros países del mundo y respetando las particularidades de cada una, al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Chávez Frías se le ocurrió invitar a la población a adentrarse en este tipo de experiencia.

“Inicialmente fue Inapymi quien asumió el primer abordaje a las comunidades para tratar de llevarles este conocimiento, iniciativa a la que se han sumado otras instituciones del Estado. Los prosumidores y prosumidoras, como se denominan a los productores y consumidores, van adaptando las características propias de cada comunidad a la iniciativa, con el respeto genuino a las ideas y aportes de cada localidad. De allí que cada día son más las localidades que se suman a esta iniciativa. El pueblo venezolano siempre ha sido solidario con un gran sentido progresista. De allí que este es un espacio idóneo y una experiencia interesante donde todos los venezolanos que deseen participar pueden poner de manifiesto sus cualidades. Se busca que los que ya existen se sigan consolidando y se sumen nuevos prosumidores y prosumidoras a esta iniciativa. Se busca que el éxito de esta política sirva para incorporar cada vez más espacios.”

La representante de Inapymi aplaudió la iniciativa del Banco Central por este intercambio de experiencias.

En la mesa redonda participaron además los representantes de las monedas comunales Turimiquire (subregión Anzoátegui, Monagas y Sucre), Socopó (Barinas), Zambo (Falcón), Tamunangue (Lara), Cimarrón (Miranda), Guaiquerí (Nueva Esparta), Paria (Sucre), Momio (Trujillo), Lionza (Yaracuy) y Relámpago (Zulia), quienes coincidieron en que la experiencia ha sido maravillosa, ha permitido integrar a las comunidades; participan con alegría los productores, productoras, artesanos y cultores y se da un sistema de intercambio de relaciones humanas, solidaridad y saberes, lo que les permite mantenerlos organizados y fortalecer sus proyectos, que enriquecen a todos los que participan en esta actividad y, en fin, es un medio para favorecer las necesidades de la población y no para acumular ganancias.

En el marco de este evento, el instituto emisor ofreció a los invitados una visita guiada por la exposición “Bolívar Fuerte: Arte e Industria”, que estará abierta al público hasta el 27 de febrero de 2009.

Fuente: Nota de Prensa del Banco Central de Venezuela, 16 de enero de 2009

Sistema de Intercambio Solidario

El Gobierno Bolivariano de Venezuela, tomando experiencias de Argentina y Colombia, está impulsando en las diferentes comunidades del país el Sistema de Intercambio Solidario, que busca destinar un pequeño porcentaje de la producción al mercado organizado por la localidad, originando así una economía socialmente justa y no condicionada por el dinero, aunque no niegue la existencia de la moneda y sí potencia los valores locales.

En, el Ministerio para la Economía Popular (MINEP), a través del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria -Inapymi- , con la colaboración de representantes de la Red Global del Trueque (Argentina-Colombia), dieron inicio al Plan Piloto del Sistema de Intercambio Solidario, en los estados Carabobo, Nueva Esparta y Aragua y en el Distrito Capital. Boletín No Nos Llamamos Plata nº 41 – Diciembre 2006.

Fuente: Revista digital Autosuficiencia [marzo, 2007]

Inapymi iniciò plan piloto de intercambio solidario

ABN 24/11/2006 Caracas, 24 Nov. ABN.- El Ministerio para la Economía Popular (Minep), a través del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapymi), y  representantes de la Red Global del Trueque (Argentina-Colombia), iniciaron un Plan Piloto del Sistema de Intercambio Solidario en los estados Carabobo, Nueva Esparta y Aragua y en el Distrito Capital.

Así lo indicó un boletín de prensa emitido por Inapymi, el cual precisó que el Gobierno bolivariano, tomando experiencias de países hermanos como Argentina y Colombia, ha venido impulsando en algunas comunidades del país el Sistema de Intercambio Solidario.
El sistema busca destinar un pequeño porcentaje de la producción al mercado organizado por la localidad, originando una economía socialmente justa y no condicionada por el dinero, aunque no niegue la existencia de la moneda y potencie los valores locales.
Este modelo económico permitirá crear un nuevo mercado basado en valores que alienten la satisfacción de necesidades y no el consumismo estéril.
Esta alternativa es un sistema de intercambio sencillo e imaginativo que, practicado cara a cara, desalienta maniobras especulativas haciendo improbable la aparición del mercado negro, desabastecimiento o sobreprecio, al no permitir la acumulación y estimular la multireciprocidad en la negociación de los productos, servicios y saberes.
Durante la realización de los talleres de capacitación y formación se le expuso a los integrantes de cada una de las comunidades las ventajas del sistema, que no busca suplantar al dinero, sino dar una multireciprocidad económica de los productos, servicios y saberes en las comunidades más vulnerables.
En este intercambio solidario se estableció la utilización de bonos, los cuales no son más que unos facilitadores locales que harán de esto un sistema multirecíproco muy diferente del intercambio directo de un producto por otro, como se entiende al trueque tradicional.
Al respecto, los habitantes de cada una de las cuatro entidades nombradas manifestaron satisfacción por la difusión y práctica del Sistema de Intercambio Solidario, por considerarlo un modelo alternativo, que insta a la organización y fomenta el trabajo mancomunado.
«La actividad me parece muy interesante, pues con esto también estamos conociendo las capacidades de otras personas de la comunidad. Yo creo que este sistema puede tener mucho éxito aquí en Valle Alegre, en La Vega, porque todos tenemos algo que ofrecer», manifestó Carmen López, habitante de este sector de la ciudad capital.
Por su parte, Guadalupe Pérez, otra de las habitantes, agradece al Inapymi por «preocuparse al traernos hasta aquí la información del trueque. Yo pienso que sí puede funcionar este sistema. Todo está en que cada quien ponga de su parte para entender en qué consiste y así la práctica sea exitosa.»
Muestra del éxito de la aplicación del Sistema de Intercambio Solidario radica en su puesta en marcha en países de América Latina y Europa.
Recientemente en Alemania se dio un congreso mundial de monedasalternativas, y en varias ciudades de Estados Unidos, lo que demuestra que un modelo alternativo, justo y solidario de intercambio no sólo es posible sino necesario para satisfacer necesidades de particulares, cooperativas y empresas, recalcó la comunicación.
Por su parte, Pablo Mayayo, especialista en el área, sostiene que el «intercambio solidario no busca eliminar el dinero, sino que pretende brindar una alternativa para generar nuevos espacios de negociación social, con aportes de equidad y justicia, que se condiciona por los valores y las necesidades comunitarias y no por la moneda que ha perdido, gracias al capitalismo, su función social de facilitador».

Vecinos de la Vega experimentan con trueque y moneda social

TuresPeru (Turismo Responsable Peru) 3/11/2006 – Caracas. La intención del Gobierno Nacional de fomentar la llamada “economíasolidaria” continúa cristalizándose mediante el desarrollo de ferias y talleres que incentivan el trueque y el uso de monedas alternativas al bolívar, como mecanismo de pago de bienes y servicios.

La intención del Gobierno Nacional de fomentar la llamada “economía solidaria” continúa cristalizándose mediante el desarrollo de ferias y talleres que incentivan el trueque y el uso de monedas alternativas al bolívar, como mecanismo de pago de bienes y servicios.Durante dos días, los vecinos de los sectores Valle Alegre y El Carmen 1 y 2, en la parroquia La Vega, recibieron un curso de formación de parte del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapymi), sobre el trueque de bienes y servicios.

Posteriormente, los habitantes de esas zonas experimentaron el primer intercambio socioeconómico, a través del cual pudieron obtener diversidad de artículos y productos que necesitaban, además de utilizar los bonos (simulacro de moneda) que les suministraron en el taller de capacitación el día anterior, informó Inapymi en un comunicado de prensa.

Los integrantes de la comunidad manifestaron su satisfacción con el taller, pues consideran que el sistema de trueque puede tener mucho éxito en Valle Alegre, debido a que “todos tienen algo que ofrecer”.

En las tierras fértiles de esta zona de La Vega se cultiva yuca, maíz, lechosa y auyama, entre otras hortalizas, frutos y tubérculos.

Los vecinos consideran que lo primordial es organizarse y contar con la orientación necesaria. Precisamente para dirigir la capacitación del mecanismo alternativo de intercambio socioproductivo, delegados de Colombia y Argentina explicaron a la comunidad las ventajas y beneficios que este sistema económico ha producido en sus respectivos países.

Asimismo participó el presidente de Inapymi, Américo Mata; la asesora interna de trueque, Marines Nova; representantes del Minep, e integrantes del Consejo Comunal del sector.

Moneda cooperativa sin valor nominal

“El Universal”  (06.09.2006) Centro de intercambio en Lara será el piloto. El Ministerio para la Economía Popular (Minep) avanza en el diseño de un sistema de economía alternativo a pequeña escala, basado en el intercambio o trueque de productos, disminuyendo el peso de la moneda en las operaciones.

De acuerdo con el viceministro del Minep, Carlos Luis Rivero,mediante el proyecto de moneda cooperativa “vamos a quitarleal dinero dos funciones básicas que tiene en el capitalismo, como lo son su acumulación y su valor”.

Según Rivero, esto se justifica pues “el dinero ha adquirido sobre todo en las últimas etapas del capitalismo valor propio, convirtiéndose en una mercancía y no en un mecanismo de intercambio. Aspiramos a que el dinero se limite a ser un instrumento de cambio”.

El Ejecutivo nacional, a través del Fondo para el Desarrollo Microfinanciero, define los esquemas para la aplicación de este intercambio, apoyándose en la experiencia de cooperativas argentinas que aplicaron hace 7 años un modelo similar.

A partir de este conocimiento, el Minep espera evitar que la moneda social alternativa se convierta en una distorsión como la ocurrida en Argentina con los “bonos” o “créditos”.

Primer paso. El viceministro Rivero confirmó que antes de culminar el año 2006 se realizará el Primer Centro de Intercambio Socioproductivo en Barquisimeto, estado Lara, “donde los productores arrimarán sus productos, con un valor que estará determinado por el esfuerzo de elaboración”.

El Minep realizará una feria escolar del 14 al 17 de septiembre en Los Próceres, donde podrían darse algunos experimentos en elintercambio de libros y útiles escolares.

La revolución promueve el trueque

“El Universal” (30.07.2006) El Ministerio de Economía Popular da los primeros pasos y diseña espacios para “el intercambio solidario” y una “moneda social”. La economía alternativa de Heinz Dieterich es la base ideológica.

Dos meses atrás, frente a un exaltado grupo de cooperativistas y futuros banqueros comunales, Hugo Chávez develó la nueva arma para derruir la burguesía y el capitalismo: incentivar el trueque.

“Una tremenda cachama te la cambio, ¿por qué? Por tres racimos de plátano”, explicó el presidente de la República y acto seguido miró a la ministra de Economía Popular, Oly Millán, para advertirle que “quiero ir a ver resultados. Mercados comunitarios, mercados de trueque”.

“Ustedes me dirán: ¡Chávez se está volviendo loco! Bueno, es que es la única manera de romper con el capitalismo desde abajo”, añadió el líder de la revolución bolivariana.

Recibida la orden, el Ministerio de Economía Popular, según ha explicado su viceministro, Carlos Luis Rivero, ha comenzado a estudiar cómo implementar el “trueque solidario” en ferias populares y “mercados endógenos”.

Vil dinero

El proyecto se articula con otra idea que consume el tiempo de funcionarios del Banco de la Mujer, el Banco del Pueblo y las Cajas Rurales: la moneda cooperativa.

Al intercambiar bienes sin que medie el dinero convencional surgen intercambios disparejos, ¿Cuántas cachamas se cambian por una chaqueta?, o la posibilidad de que quien tiene la chaqueta no desee comer cachama en ese instante. Para corregir este problema se planea crear una moneda local, que funcione como una especie de vale.

El Ministerio de Economía Popular organizó un seminario sobre “moneda social” en febrero de este año, donde de acuerdo con Heloísa Primavera, profesora e investigadora de la Universidad de Buenos Aires, “algunos emprendedores de la misión Vuelvan Caras pudieron experimentar con una moneda social denominada chavito”.

Heloísa Primavera, quien es citada en una publicación del Ministerio,
añade que “la moneda social es un bono creado, emitido y controlado por sus mismos usuarios, que lo utilizan en un circuito cerrado de forma que éste reemplace al dinero oficial existente, que podrá ser utilizado para otras finalidades”.

El Gobierno ha enviado técnicos a Argentina, Brasil y Uruguay, países en los que se han desarrollado experiencias con monedas “sociales” para recabar datos e iniciar un plan piloto con cooperativas.

El ideólogo

Bajo una tremenda falta de liquidez, desempleo desbocado e inflación de dos dígitos, el trueque y las monedas alternativas florecieron en la Rusia de finales de los 90 y en la Argentina de principios de esta década, como una manera de aliviar el colapso.

Pero el fin de la revolución bolivariana es construir una alternativa al capitalismo, mediante sustitutos del dinero.

El ideólogo más importante del proyecto chavista es Heinz Dieterich, alemán, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana de México (UNAM), quien publicó, entre otros, el libro Chávez y el socialismo del siglo XXI, y constantemente viene a Caracas para reunirse con funcionarios del más alto nivel.

Dieterich combina en sus trabajos los conceptos de Arno Peters para moldear lo que llama “la economía equivalente”, que deberá sustituir al mercado, eliminando la noción de precio y dando paso a un sistema donde los bienes se producen para cubrir necesidades y se intercambian al mismo valor.

En un artículo del 22 de junio, Dieterich propone ideas para acelerar la transición, ya que en el congreso ideológico del MVR a realizarse en el primer semestre de 2007 está previsto declarar de forma oficial el carácter socialista de la revolución bolivariana.

“Toda transformación socialista pasa por quitarle el revólver al capital, es decir, el poder del precio”, afirma Dieterich.

El ideal es que el valor venga dado por el tiempo empleado para producir. Para introducir esta idea, Heinz Dieterich propone que “el empaque de un litro de leche, por ejemplo, llevaría la siguiente denominación: Precio 2 mil bolívares; valor, 10 minutos”.

De esta manera el público notaría que “en un producto 10 minutos de trabajo se expresan en 2 mil bolívares y en otro valen 10 mil bolívares”, lo que dará pie a “un proceso de discusión que genera conciencia socialista”.

“Mercancía, ¿Cuánto vale?, ese es el capitalismo”, explicaba Chávez a cooperativistas.