Tag Archives: venezuela

Chávez anuncia creación de monedas locales para trueque

El Universal (30/03/2007)

El presidente Hugo Chávez, anunció la creación de un “sistema monetario comunitario”, que utilizaría para facilitar el intercambio de productos entre las comunidades pobres organizadas.

Chávez pidió al ministro de Economía Popular, Pedro Morejón, “definir una fecha” para el establecimiento de ese “sistema de comercio alternativo”, reportó Efe.

También señaló que la norma legal que sustente dicho sistema alternativo podría ser aprobada por un decreto presidencial en el marco de los poderes especiales que ostenta, desde el pasado febrero y hasta mediados de 2008, por decisión de la Asamblea Nacional.

El sistema alternativo comercial “es para abrirles a los pobres la posibilidad de adquirir productos mediante el intercambio, con una moneda intermediaria que pueda circular, por ejemplo, en un ámbito territorial determinado o que tenga validez por un tiempo determinado”, dijo en su programa Aló Presidente, durante el cual inauguró un centro educativo de la Misión Vuelvan Caras, en el estado Bolívar.

Chávez resaltó que “en el norte de Brasil, y en algunas localidades de México, funciona un sistema basado en la moneda comunitaria”.

Sistema de Intercambio Solidario

El Gobierno Bolivariano de Venezuela, tomando experiencias de Argentina y Colombia, está impulsando en las diferentes comunidades del país el Sistema de Intercambio Solidario, que busca destinar un pequeño porcentaje de la producción al mercado organizado por la localidad, originando así una economía socialmente justa y no condicionada por el dinero, aunque no niegue la existencia de la moneda y sí potencia los valores locales.

En, el Ministerio para la Economía Popular (MINEP), a través del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria -Inapymi- , con la colaboración de representantes de la Red Global del Trueque (Argentina-Colombia), dieron inicio al Plan Piloto del Sistema de Intercambio Solidario, en los estados Carabobo, Nueva Esparta y Aragua y en el Distrito Capital. Boletín No Nos Llamamos Plata nº 41 – Diciembre 2006.

Fuente: Revista digital Autosuficiencia [marzo, 2007]

Trueque y moneda social

Enero 2007.  El Proyecto de Ley de Presupuesto contempla que el Ministerio para la Economía Popular, destine millones de bolívares a los núcleos de desarrollo endógeno, programa bandera del gobierno para lograr el crecimiento del aparato productivo.

El sistema de trueque o intercambios de productos, bienes y servicios, se realizaría en ferias y mercados populares para su promoción y fortalecimiento. Este proyecto que incluye la utilización de la denominada moneda social o cooperativa, es uno de los prioritarios del MINEP.

Se crearon cinco circuitos de intercambio solidario en función de una
nueva lógica económica (moneda solidaria), que contribuya a una mejor calidad de vida de las comunidades locales seleccionadas.

El MINEP, asegura que este proyecto de moneda cooperativa “vamos a quitarle al dinero dos funciones básicas que tiene en el capitalismo, su acumulación y su valor”. Esto se justifica, según el MINEP, pues “el dinero ha adquirido, sobre todo en las ultimas etapas del capitalismo, valor propio convirtiéndose en una mercancía y no en un mecanismo de intercambio”.

Trueque bolivariano no sustituirá moneda nacional

Agencia Bolivariana de Noticias  (27/11/2006)

Caracas, 27 Nov. (ABN).- El Proyecto Bolivariano de Trueque no busca sustituir la circulación de la moneda nacional, sino contribuir, desde una perspectiva microeconómica, a la creación de una nueva economía solidaria, basada en el intercambio de productos y servicios dirigidos a satisfacer las necesidades de una localidad.

Así lo aseguró el asesor internacional del referido proyecto ante el Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria
(Inapymi), Rubén Ravera, quien aseguró que con la implementación de esta forma de intercambio comunitario no se trata volver al pasado, sino por el contrario es una superación de la economía.

Ravera destacó que en América Latina, en la década de los 90, específicamente en Argentina y Colombia, la gente comenzó a generar al interior del mercado formal del dinero los llamados «Merkados Comunitarios», que funcionaban en distintos espacios, grupos y comunidades que comenzaron a practicar el trueque multirrecíproco.

Por su parte, Daniel Jaramillo otro de los asesores internacionales, explicó que existen diversas maneras de organizar un «Merkado Comunitario de Trueque», donde se crea un Bono de Trueque, de carácter local, no intercambiable por dinero, que sirve para valorar al interior del grupo de productos, servicios y saberes a intercambiar.

Afirmó que el uso de estos bonos permite que el intercambio se convierta en un sistema económico estable y organizado y no en algo
ocasional entre amigos y conocidos.

La práctica de este sistema económico local está basado en la solidaridad, la reciprocidad y la cooperación.

A estos «merkados» cada persona lleva sus productos y anuncia los
servicios que quiere ofrecer, con esto consigue Bonos de Trueque y
adquiere con ellos otros productos que los demás integrantes del grupo ofrecen.

El intercambio es similar a un mercado normal, pero sin hacer uso del dinero, sino únicamente de los bonos.

Todos los merkados comunitarios de trueque están organizados y gestionados por colectivos o grupos de personas que practican el trueque multirrecíproco.

Jaramillo expresó que en estos grupos no puede ser admitida ninguna separación entre productor y consumidor, por lo cual cada participante es considerado como ‘prosumidor’ (productor y consumidor a la vez).

Los prosumidores que integran un grupo de trueque llevan al merkado comunitario sus productos, sus servicios y, como contraprestación, toman los productos que otros prosumidores le ofrecen para cubrir algunas de sus necesidades básicas, a fin de constituir una comunidad que intercambia en la misma medida y sin acumular.

En una zona empobrecida, con escaso dinero de circulación, aunque
haya habilidades, talentos y riquezas naturales, así como a la vez
personas con necesidades que podrían ser resueltas, los intercambios se reducen enormemente por la falta de dinero circulante.

Los merkados comunitarios de trueque permiten que mientras existan recursos humanos y materiales dentro de una comunidad -que siempre los hay- cualquier intercambio económico pueda ser realizado a través del uso de los bonos.

Asimismo, Rubén Ravera enfatizó que las personas que participan del trueque lo hacen compartiendo su actividad formal.

«Quien ha dicho que el trueque impide el ahorro, es inexacto. El trueque fortalece el ahorro, porque quien puede satisfacer necesidades localmente, tiene capacidad para ahorrar y dedicar ese dinero a otros productos y servicios que no puede acceder en el mercado de trueque», aseguró.

El asesor internacional Juan Esteban López destacó que el trueque bolivariano tendrá un impacto en las economías de las distintas localidades venezolanas donde se implemente, ya que generará una riqueza que en el sistema formal se escapa, porque «el dinero no lo controlan las comunidades y los bonos de trueque sí».

López informó que en el país existen, hasta la fecha, unas experiencias de trueque de grupos que se han capacitado a través de
Inapymi y están empezando a montar sus «merkados» en varias localidades de Caracas, así como en los estados Carabobo, Aragua, Nueva Esparta y Portuguesa.

Inapymi iniciò plan piloto de intercambio solidario

ABN 24/11/2006 Caracas, 24 Nov. ABN.- El Ministerio para la Economía Popular (Minep), a través del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapymi), y  representantes de la Red Global del Trueque (Argentina-Colombia), iniciaron un Plan Piloto del Sistema de Intercambio Solidario en los estados Carabobo, Nueva Esparta y Aragua y en el Distrito Capital.

Así lo indicó un boletín de prensa emitido por Inapymi, el cual precisó que el Gobierno bolivariano, tomando experiencias de países hermanos como Argentina y Colombia, ha venido impulsando en algunas comunidades del país el Sistema de Intercambio Solidario.
El sistema busca destinar un pequeño porcentaje de la producción al mercado organizado por la localidad, originando una economía socialmente justa y no condicionada por el dinero, aunque no niegue la existencia de la moneda y potencie los valores locales.
Este modelo económico permitirá crear un nuevo mercado basado en valores que alienten la satisfacción de necesidades y no el consumismo estéril.
Esta alternativa es un sistema de intercambio sencillo e imaginativo que, practicado cara a cara, desalienta maniobras especulativas haciendo improbable la aparición del mercado negro, desabastecimiento o sobreprecio, al no permitir la acumulación y estimular la multireciprocidad en la negociación de los productos, servicios y saberes.
Durante la realización de los talleres de capacitación y formación se le expuso a los integrantes de cada una de las comunidades las ventajas del sistema, que no busca suplantar al dinero, sino dar una multireciprocidad económica de los productos, servicios y saberes en las comunidades más vulnerables.
En este intercambio solidario se estableció la utilización de bonos, los cuales no son más que unos facilitadores locales que harán de esto un sistema multirecíproco muy diferente del intercambio directo de un producto por otro, como se entiende al trueque tradicional.
Al respecto, los habitantes de cada una de las cuatro entidades nombradas manifestaron satisfacción por la difusión y práctica del Sistema de Intercambio Solidario, por considerarlo un modelo alternativo, que insta a la organización y fomenta el trabajo mancomunado.
«La actividad me parece muy interesante, pues con esto también estamos conociendo las capacidades de otras personas de la comunidad. Yo creo que este sistema puede tener mucho éxito aquí en Valle Alegre, en La Vega, porque todos tenemos algo que ofrecer», manifestó Carmen López, habitante de este sector de la ciudad capital.
Por su parte, Guadalupe Pérez, otra de las habitantes, agradece al Inapymi por «preocuparse al traernos hasta aquí la información del trueque. Yo pienso que sí puede funcionar este sistema. Todo está en que cada quien ponga de su parte para entender en qué consiste y así la práctica sea exitosa.»
Muestra del éxito de la aplicación del Sistema de Intercambio Solidario radica en su puesta en marcha en países de América Latina y Europa.
Recientemente en Alemania se dio un congreso mundial de monedasalternativas, y en varias ciudades de Estados Unidos, lo que demuestra que un modelo alternativo, justo y solidario de intercambio no sólo es posible sino necesario para satisfacer necesidades de particulares, cooperativas y empresas, recalcó la comunicación.
Por su parte, Pablo Mayayo, especialista en el área, sostiene que el «intercambio solidario no busca eliminar el dinero, sino que pretende brindar una alternativa para generar nuevos espacios de negociación social, con aportes de equidad y justicia, que se condiciona por los valores y las necesidades comunitarias y no por la moneda que ha perdido, gracias al capitalismo, su función social de facilitador».

El padre del socialismo del siglo XXI negó que el trueque sea la base

(“El Universal” 03.01.2007)

El hecho de que “dos tercios” de los electores venezolanos ratificaran a Hugo Chávez en la Presidencia de la República, así como que “las Fuerzas Armadas ahora son confiables”, son algunos elementos que llevan a Hans Dieterich Steffan a afirmar que “ahora sí” hay las condiciones para desarrollar en Venezuela el socialismo del siglo XXI, que definió como un sistema en el que “las mayorías tengan el mayor grado de decisión históricamente posible en las instituciones económicas, políticas, culturales y militares, que rigen su vida”.

En entrevista publicada en la página Rebelión.org, el sociólogo alemán -quien reivindica ser el inventor en 1996 del concepto que enarbola el presidente Chávez- cree que generar el “circuito paralelo de la economía de valor sería relativamente fácil” y negó que el sustento del mencionado sistema político sea el trueque.

“Esto es tan erróneo como la afirmación de que nadie sabe cómo construir el socialismo del siglo XXI. El problema de la injusticia económica no reside en el dinero. No tiene que ver con que una economía sea monetarizada o si funciona con el intercambio en especie (…) Injusticia existe cuando se intercambia un producto A por un producto B, y sus valores no son iguales”.

Precisó Dieterich que Hugo Chávez debe dar dos pasos para poner en vigencia ese concepto en Venezuela: reemplazar gradualmente el principio regulador de la economía de mercado (el precio) por el principio regulador de la economía socialista (el valor) para lo que sería necesario desarrollar un software para el cálculo. Asimismo propone avanzar en la participación económica de ciudadanos y trabajadores en tres niveles: en lo macroeconómico, en lo mesoeconómico y en lo microeconómico.

De allí que el sociólogo califica como el “paso trascendental” establecer “una contabilidad socialista al lado de la contabilidad capitalista” en las entidades estatales y sociales para “ganarle terreno” al capitalismo “hasta desplazarlo en el futuro”. “En todo esto juegan un papel importante el Estado y las mayorías, pero ambas están hoy día con el proyecto del Presidente”.

Proyecto de ley de presupuesto 2007

PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTO 2007: contempla que el Ministerio para la Economía Popular (Minep) destinará Bs. 20.000 MM a los Núcleos de Desarrollo Endógeno, programas bandera del Gobierno para lograr el crecimiento del aparato productivo. El sistema de trueque o intercambio de productos, bienes y servicios en ferias y mercados populares recibirá Bs. 1.570 millardos para su promoción y fortalecimiento. Este proyecto, que incluye la utilización de la denominada moneda social o cooperativa, es uno de los prioritarios del Minep. El presidente de la Comisión de Finanzas, Rodrigo Cabezas, firmó que el proyecto de presupuesto 2007 presentado a la Asamblea Nacional por el Ejecutivo contiene 5 características fundamentales: está vinculado con el crecimiento económico, comprometido con lo social, de cada Bs. 100, 44,6 van al gasto social, reducción significativa del peso de la deuda, cerrando el ciclo del endeudamiento, un presupuesto para el Poder Popular y fortalecer transferencias a las regiones. La plenaria de la Asamblea Nacional aprobó en primera discusión el proyecto de Ley de Presupuesto para el ejercicio fiscal 2007, que asciende a Bs. 115,2 billones. Para el próximo 26 de noviembre podría ser sancionado definitivamente el presupuesto general de la nación para el año 2007.

Vecinos de la Vega experimentan con trueque y moneda social

TuresPeru (Turismo Responsable Peru) 3/11/2006 – Caracas. La intención del Gobierno Nacional de fomentar la llamada “economíasolidaria” continúa cristalizándose mediante el desarrollo de ferias y talleres que incentivan el trueque y el uso de monedas alternativas al bolívar, como mecanismo de pago de bienes y servicios.

La intención del Gobierno Nacional de fomentar la llamada “economía solidaria” continúa cristalizándose mediante el desarrollo de ferias y talleres que incentivan el trueque y el uso de monedas alternativas al bolívar, como mecanismo de pago de bienes y servicios.Durante dos días, los vecinos de los sectores Valle Alegre y El Carmen 1 y 2, en la parroquia La Vega, recibieron un curso de formación de parte del Instituto Nacional de Desarrollo de la Pequeña y Mediana Industria (Inapymi), sobre el trueque de bienes y servicios.

Posteriormente, los habitantes de esas zonas experimentaron el primer intercambio socioeconómico, a través del cual pudieron obtener diversidad de artículos y productos que necesitaban, además de utilizar los bonos (simulacro de moneda) que les suministraron en el taller de capacitación el día anterior, informó Inapymi en un comunicado de prensa.

Los integrantes de la comunidad manifestaron su satisfacción con el taller, pues consideran que el sistema de trueque puede tener mucho éxito en Valle Alegre, debido a que “todos tienen algo que ofrecer”.

En las tierras fértiles de esta zona de La Vega se cultiva yuca, maíz, lechosa y auyama, entre otras hortalizas, frutos y tubérculos.

Los vecinos consideran que lo primordial es organizarse y contar con la orientación necesaria. Precisamente para dirigir la capacitación del mecanismo alternativo de intercambio socioproductivo, delegados de Colombia y Argentina explicaron a la comunidad las ventajas y beneficios que este sistema económico ha producido en sus respectivos países.

Asimismo participó el presidente de Inapymi, Américo Mata; la asesora interna de trueque, Marines Nova; representantes del Minep, e integrantes del Consejo Comunal del sector.

El socialismo del siglo XXI. La economía de equivalencias

Entrevista a Heinz Dietrich 7/4/2004 (I).
Luis Juberías Gutiérrez (Avant)

Luis Juberias Gutièrez: Teorizando un socialismo para el SXXI, el Nuevo Proyecto Histórico, has dicho en tus escritos que éste consistía en democracia participativa y economía de equivalencias, ¿podrías aclararnos cuál es esta alternativa económica?

Heinz Dieterich: Una sociedad superior, una sociedad diferente a la existente necesita poner una nueva institucionalidad cualitativamente diferente a la existente.

La democracia es una parte de la discusión sobre la nueva institucionalidad socialista, pero no presenta mayores problemas teóricos, porque la evolución de la democracia desde los griegos, el despotismo oriental, la monarquía constitucional, etc., hasta la nueva democracia, esto es fácil de entender: la gente quiere democracia real participativa. El segundo aspecto es mucho más complicado: la economía.

En efecto, la debilidad fundamental de las propuestas autodefinidas como izquierda ha sido la incapacidad para definir una economía cualitativamente diferente a la economía nacional de mercado o como la tendríamos que llamar con más precisión “crematística de mercado”. De ahí que todas las críticas que escuchas al capitalismo o terminan en Keynes, Tobin o Stiglitz.

Tenemos un problema de 200 años, cuando se forma la escuela clásica (Ricardo, Smith), todos coincidían que el único valor de un producto, una mercancía es el trabajo socialmente necesario que representa. Pero la comprensión teórica correcta del problema de una economía justa, era difícil, porque no había las condiciones objetivas para convertir el conocimiento de la nueva institucionalidad económica socialista en una economía operativamente posible.

Se necesita la condición objetiva de conocimiento de poder calcular el
valor, hoy solucionado con la matemática de matrices, la condición tecnológica de poder procesar los datos, actualmente a nuestra disposición con la informática, y la condición política, una sociedad en la cual el objetivo sea dar igual nivel de vida a todos los ciudadanos, y esto es sólo posible en una sociedad no capitalista, pues la elite económica no te permite hacer una economía en la cual esfuerzos laborales iguales son intercambiados, porque todo el sistema se basa en el poder económico, y no en el intercambio democrático ético.

-Perdone, ¿por qué llaman de equivalencias a un sistema económico que opere sobre la base del valor trabajo?

Equivalencia viene, por una parte, de valor, que entendemos por cantidad de tiempo. Lo que importa aquí es cantidad, no importa el trabajo concreto. Lo importante es el tiempo de trabajo que necesitas para producir esos valores. Por otra parte, equivalencia significa valores iguales. Una economía de equivalencias es una economía en la cual los intercambios y las gratificaciones de los sujetos económicos se hacen sobre valores iguales, es decir, sobre esfuerzos laborales, cantidades de trabajo aportados a la generación de la riqueza social. Y en esto radica la justicia.

-Bueno, pero ¿vale igual el trabajo de un trabajador no cualificado, que el de un trabajador con capacidad técnica, que ha “invertido” en capital humano, según la terminología al uso?.

Este problema ha sido discutido en el socialismo “realmente existente”, como el problema del trabajo cualificado frente el simple. Por ejemplo, el ingeniero debería ganar más que el mecánico y éste más que el barrendero. En el socialismo europeo esto se solucionó argumentando que un mayor esfuerzo, una mayor formación profesional debería tener alguna gratificación material y así se hizo, pero con límites políticos. Por ejemplo, en la URSS y en Cuba la desproporción en la ganancia estaba limitada. Esto debe mantenerse en la fase de transición al socialismo del siglo XXl, porque necesariamente será desigual y luego surgen los problemas de la fuga de cerebros (un serio problema en Cuba). Esto se puede solucionar reconociendo que estamos en una fase de transición y que por lo tanto ciertas injusticias no se pueden abolir rápidamente.

El ideal de justicia de que todos tengan la misma gratificación por el mismo esfuerzo laboral, a mi juicio, sólo se consigue en el comunismo. Para que esto suceda no es suficiente la voluntad, sino que se exigen unas condiciones objetivas. Para que cada uno pueda aportar lo mismo con igual esfuerzo, necesitas niveles semejantes de alimentación, educación, participación, etc., es un proceso de voluntad política y de condiciones practicas que te hacen una sociedad homogéneas en cuanto a realizar y aportar más o menos lo mismo.

Mientras esto sea un proceso inacabado, creo que es necesario resolver el problema del estímulo a través de alguna gratificación material de aquellos que realizan un trabajo más peligroso, los que se esfuerzan más y los que tienen más conociminetos.

-En esta idea de una economía sin mercado, en que el valor de las cosas se fije en función del trabajo incorporado, ¿ qué mecanismos de información podrían suplir la que proporciona, con todas sus distorsiones, la dinámica oferta-demanda, ¿cómo se determinaría entonces cuánto y qué se produce?

La Escuela de Escocia, vinculada al Partido Socialista de los Trabajadores, fija que una economía planeada estratégicamente en sus macroindicadores sería mucho más rápida en su respuesta a las cambiantes demandas de la sociedad que el actual sistema de mercado. La hipotesis que manejan es que hoy el sistema de información a través de computadoras te permite hacer mucho más realista y rápido en preveer y reaccionar a los cambios de la demanda.

En el capitalismo es catastrófico el mecanismo de adaptación al mercado. No hay una institución que determine cuanto se va a invertir y cuánto será absorbido.

Esto es lo que produce las crisis, que son irresolubles. El costo social de ese mecanismo de adaptación en la economía de mercado, que destruye a quien se haya equivocado o que tenga menos poder, es muy alto. Los escoceses afirman que una buena planificación democrática macroeconómica a través de la informática seria mucho menos costoso y rápido, comparado con el mercado.

-De acuerdo, tenemos los principios para ordenar la vida social sobre bases nuevas. ¿Cómo llegamos allí? ¿Quién es el sujeto histórico que puede realizar este proyecto?

Cuando Marx y Engels determinan en el manifiesto comunista que el sujeto liberador es la clase obrera, fue una interpretación correcta en su monento, porque dentro de las clases sociales que estaban en movimiento para la previsible revolución de 1848, la clase obrera era la más explotada. Pero hoy en día no tiene sentido mantener esa posición. Habrá múltiples sujetos de liberación que se definen por su aportación práctica y teórica a la liberación, y aquí entra el término de la vanguardia. ¿Y quién es hoy la vanguardia?

Cualquier determinación formal como que la vanguardia es la clase obrera, las mujeres, los indígenas, los afroamericanos, etc., es un determinación formal sin sentido. Porque serían criterios aristocráticos que aplicaramos en definir la vanguardia. En el feudalismo, la vanguardia es aquel que tiene sangre azul, no tiene que ver con sus méritos, sus virtudes, y no tiene nada que ver con la
eficencia del liderazgo de la sociedad. Necesitamos utilizar un criterio
material, con lo cual no digo que Marx tuviera un criterio formal. Hoy por la diversificación de la sociedad, hay muchos sujetos buscando su liberación a nivel de pueblos sin estado (Catalunya, País Vasco), a nivel de género, étnico, etc. Todos estos sujetos de la sociedad global están buscando vías de convertirse en sujeto; dejar de ser entes oprimidos por entes más poderosos, y por lo tanto, todos esos sujetos tiene en común la lucha por una vida en democracia real y justicia. Esta la gran potencia que tenemos hoy en el planeta y que tenemos que saber aprovechar.

-¿Habrá algún sujeto más avanzado, que indique el camino a los demás, que sea “vanguardia”?

La vanguardia va a ser aquel sujeto que entienda mejor la situación objetiva, que sepa explicar mejor a la población cual es la situación efectiva, porque de allí se deriva la vía posible de liberación. Y, a su vez, va a ser el sujeto que dé ejemplo. La doble vertiente análitica y didáctica, y luego falta la práctica.

La gente actúa y aprendre por el ejemplo. Quien va a conducir el proceso va a ser quien tenga autoridad moral, que adquieres mediante la determinación. Es el concepto de hegemonía en Gramsci, que la gente entienda que tal sujeto expresa sus necesidades y problemas, y ofrece mejores vías de solución mejor que otro sujeto. Por ejemplo, en Londres la vanguardia era la gente que protestaba contra la guerra de Iraq y la retaguardia era Blair. Se produce una separación entre la autoridad moral i la institucional. Y en un proceso democratizador desde abajo, serán esas personas que adquieran la autoridad moral, las que serán la vanguardia.

*Agradecemos la oportunidad de hacer esta entrevista a Defensem Cuba y a Víctor Reixach, de Berria,  por su colaboración